Está en: Inicio > MUNICIPIO > Introducción Histórica

Historia

Vieja tierra y vieja historia.”Son las montañas más antiguas del mundo”, dicen en Irede mientras señalan unos curiosos estratos paleozoicos que, casi a diario, visitan geólogos venidos de los más diversos países. Historia remontable a las culturas del Bronce y Castreña, con importantes hallazgos arqueológicos en los emplazamientos de Mallo (Castro de Arriba y Castro de Abajo), Mirantes, Irede, Sena (El castrín) y castillo de Los Barrios de Luna, una fortificación erigida sobre asentamiento prerromano y ya sólo reconocible por sus cimientos, que cerraba el paso hacia el gran valle anegado por el embalse, y siendo estratégico lugar defensivo en el suceder de los siglos.

Durante la Edad Media, el castillo de Luna se convirtió en centro del poder local: Bermúdez, Peláez.... y, finalmente, solaz principal de los Quiñones, condes de Luna, el linaje más poderoso de las tierras leonesas, también gobernadores y perpetuos herederos de la Merindad de Asturias, por decisión de Enrique III e Isabel de Castilla. Señores feudales de los de horca y cuchillo: “... e libre facultad a vos o a quien vostro poder ovieses para que podades entrar e tomar e ocupar la tenencia e possesión de los dichos valles e lugares e vasallos”, dice el documento entregado por el infante Alfonso a Diego Hernández de Quiñones, primer Conde de Luna.

Manuel Gómez Moreno destacado estudioso e investigador del arte español, alcanzó a ver el castillo en la primera década de nuestro siglo, y así lo describe: “He aquí una fortaleza de nueva especie, como aquéllas que los románticos solían pintarnos. con murallas de roca tajada, peñascos que son torres, fantástico e inverosímil todo”,

La historia de Luna, incuestionablemente atractiva, está cargada de páginas épicas y romances legendarios. En las mazmorras del castillo resuenan ecos del conde de Saldaña, aquí prisionero hasta su muerte por causa de amores con la infanta Jimena, hermana del rey asturleonés Alfonso II el Casto. Castigo que el romance canta: «y en el Castillo de Luna el conde preso asistía, y a doña Ximena, el Rey luego en orden la ponía”.

Y fruto de tales amores nació Bernardo del Carpio, el héroe de los romances legendarios españoles, el también cantado por Lope de Vega, el que venció a moros en mil batallas y derrotó al invencible emperador Carlomagno en Roncesvalles, haciendo de su vida una permanente lucha interíor entre la obediencia al rey y la obsesión por liberar a su padre de la prisión en que aquél le tenía en el caslillo de Luna.


Sede Electrónica Tablón de Anuncios Portal de Transparencia

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 581 492
  • Oficina de Tur...: 987 581 424
  • Museo del Pastor: 987 581 424
Más teléfonos
Financiación